Carta de renuncia voluntaria de trabajo


Escribiendo una carta de renuncia voluntaria

A la hora de querer renunciar a nuestro puesto trabajo, se nos presenta un pequeño inconveniente, y este consiste en la duda de ¿cómo presentar una carta de renuncia formalmente? Y es que una renuncia al trabajo no es como en las películas, donde simplemente le decimos a nuestro jefe que nos vamos y ya está.

En una carta de renuncia voluntaria debes realizar un escrito expresando tu clara intención de dimitir del puesto de trabajo que posees. Ahora bien, dicha carta tiene que elaborarse de una determinada manera, ya que no se redacta como cualquier otro documento, sino que debe cumplir con unas ciertas pautas.


Por ello, en este artículo te explicamos cómo debes redactar una carta de renuncia voluntaria. Y no solo eso, sino que también te asesoraremos sobre algunos puntos legales importantes que debes de tomar en consideración. Como, por ejemplo, los días de anticipación del preaviso que debes respetar de acuerdo a lo establecido por ley.

También te mostraremos los pasos que debes seguir y los elementos que no deben de faltar en una carta de renuncia que vas a redactar. Por otra parte, verás a quien se le debe entregar la misma, y si es necesario reproducir copias de ésta.

Además, encontrarás un modelo de carta de baja para cada caso. Así que, si estás pensando en dejar tu puesto de trabajo, sigue leyendo para que no se te escape ningún en tu carta.

Descarga gratis tu carta de renuncia de trabajo


Si tan solo quieres descargar un modelo simple de renuncia voluntaria de trabajo, te lo ponemos fácil. A continuación te dejamos dos plantillas: una en WORD y otra en PDF.

Tan solo tienes que descargar la plantilla y modificar los campos de color azul de la carta con tus datos personales.

Carta de renuncia a un contrato


 ¿Qué es una carta de baja voluntaria de trabajo?

Es importante tener claro qué es una carta de baja voluntaria de empleo. En pocas palabras, es un documento en que la persona presenta su renuncia formal a su puesto de trabajo. 

Por voluntario, se hace referencia a que la decisión es personal del propio empleado, y en ella no influye ningún factor externo o ajeno a la propia voluntad de la persona. Es decir, que en esta situación no tiene cabida ningún tipo de responsabilidad legal.

En toda relación laboral, existe la posibilidad de que cualquiera de las partes dimita de su puesto de trabajo, y esto más que una posibilidad es un derecho. Ahora bien, cuando la decisión es personal, se debe redactar una carta de renuncia voluntaria de trabajo para notificarle a la empresa de tal decisión.


¿A quien se le debe entregar la carta de renuncia?

La carta de renuncia voluntaria debe ser entregada de parte del trabajador al jefe o al superior más cercano de la empresa. También existe la opción de presentar directamente el escrito al departamento de recursos humanos.

Un aspecto a tener en cuenta es que se debe comunicar previamente la decisión de abandono del trabajo, antes de realizar la entrega de la carta. El tiempo de preaviso depende del país en que resides, esto puede ser una semana o hasta 15 días de anticipación. Si quieres saber más detalles sobre la legislación sobre cartas de renuncia de tu país, te lo explicamos en artículos específicos.

Por otra parte, en el caso de funcionarios u otros trabajadores públicos, el proceso deberá atenerse a los procedimientos internos establecidos.

¿Para qué sirve la carta de renuncia voluntaria?

Dimitir del puesto de trabajo es una decisión totalmente legítima. Sin embargo, para que esta decisión surta los efectos legales, se debe de realizar formalmente. Existe el deber de comunicándoselo al empleador por medio de una carta de renuncia, tal y como lo comentamos anteriormente.

También mencionar, que no se debe de confundir una renuncia voluntaria, con una solicitud de excedencia voluntaria, lo cual no significa la finalización de un contrato laboral, sino la suspensión del mismo por un determinado tiempo.

¿Cómo se hace una carta de renuncia voluntaria?

Lo realmente importante en la elaboración de una carta renuncia es su redacción y apartados, ya que estos son sus elementos fundamentales.

Así que si te decidiste por escribir tu mismo una carta de renuncia, lo primero que debes procurar es que esta tenga una redacción breve, clara y concisa; evitando los rodeos y charlatanería lo cual es muy mal visto en un documento legal. Solamente tienes que declarar que tu decisión de renunciar es totalmente voluntaria.

Evita también que la carta sea muy personal, procurando no incluir elogios personales. Esto lo puedes hacer enviando un carta de agradecimiento a a tus compañeros de trabajo o superiores. También procura no exponer quejas ni nada semejante, ya que disminuye la elegancia que debería tener el documento.

Partes de una Carta de renuncia de trabajo voluntaria

Tomando en consideración todo lo anterior, puedes empezar la carta de renuncia colocando como introducción el lugar y la fecha, así como a quién va dirigida la misma, es decir a tu empleador.

Luego puedes colocar el nombre de la empresa y el cargo que desempeñaste, así como la cantidad de tiempo en cual laboraste en él. 

Esta es tan solo una sugerencia con el objetivo de orientar. Ya que también puedes empezar la carta poniendo como forma de encabezado tus datos, como la dirección de correo, número de teléfono y número de tu documento de identidad. Luego puedes colocar la fecha y los datos del empleador, para posteriormente seguir con el desarrollo de la carta.

En el desarrollo es donde debes comunicar tu decisión de renunciar, allí puedes hacer mención de la fecha en que empezaste a trabajar en dicha empresa o organización. También puedes exponer tus motivos, siempre y cuando estos sean de índole personal.

Ejemplo de carta renuncia breve


Por medio de la presente carta, hago de su conocimiento mi renuncia al puesto “x”, el cual desempeñé desde la fecha “x”. Esta decisión responde a razones de índole “x”.

Atentamente:   “ ________________” (nombre y firma).

Claro, la carta se puede extender un poco más. Para dar más formalidad y elegancia se le puede agregar una sección de agradecimiento y despedida, por supuesto, evitando la charlatanería para no quitarle la formalidad.

En el agradecimiento, puedes escribir un breve párrafo donde mencionas los aspectos positivos de la empresa, y como estos influyeron en tu desarrollo profesional.

Ejemplo del apartado de agradecimiento puede ser:


Deseo expresar mi agradecimiento por las oportunidades que me brindó la empresa. Tiempo de trabajo en el que pude desarrollarme profesionalmente y expandir mis conocimientos y habilidades. Gracias al buen personal de la empresa, el cual también mantuvieron el ameno ambiente laboral característico de esta institución.

De igual forma, la despedida la puedes realizar de forma breve en un corto párrafo, en el que expresas tu disposición necesaria para que tu salida no perjudique los intereses de la compañía.

Ejemplo del apartado de despedida:


Agradeceré que sirva a considerar la fecha “x” como la fecha término de mis relaciones laborales con la institución. Con el propósito de facilitar mi salida, quedo a disposición para capacitar al personal que me reemplazará en el puesto.

Información de una carta de renuncia

Sintetizando un poco lo dicho anteriormente. Una carta de renuncia debe llevar los datos personales, fecha, lugar, declaración de la renuncia, nombre de la empresa, destinatario y firma del empleado. Además puedes añadirle una breve información de agradecimiento y despedida.

Consejos adicionales

La carta de renuncia la debes realizar en un papel en blanco, lo más recomendable es que este sea tamaño carta o A4. En cuanto a la tipografía, la letra Arial o Time New Roman son ideales, sin embargo, esto queda un poco a tu criterio.

Otro aspecto que debes cuidar son los márgenes, estos deben ser de 3cm en la parte superior e inferior, 4cm en el costado izquierdo y dos en derecho.

En cuanto al desarrollo de la carta, se recomienda que tenga un promedio de cuatro párrafos cortos de 2-3 líneas cada uno, esto con el fin de que la lectura de la misma pueda ser de forma amena.

Modelos y tipos de cartas de renuncia

Hay que tener en cuenta que la redacción de una carta de renuncia laboral voluntaria puede variar en función de ciertas determinantes. Las situaciones más comunes son si se realizó el preaviso, si se cumplieron los 15 días, si es por motivos familiares, si la carta tiene propósito de agradecimiento, etc.

Entre los principales modelos y tipos de cartas de renuncia que puedes encontrar en nuestra web, tenemos:

Cada uno de estos modelos de cartas de renuncia requieren de un estilo de redacción distinto dependiendo de las condiciones en la que esta es empleada. Por tal motivo te aconsejamos que revises el modelo de carta que se adapta a tu situación, y podrás redactar la misma de forma más fácil.

Consejos a la hora de entregar una carta de renuncia 

Además de los aspectos relacionados con la redacción, es muy importante la forma en que se realiza a entrega de la carta, esto envuelve cuestiones formales que se deben tomar en consideración.

Aunque esto sea algo obvio, lo primero que debes saber es que debes entregar la carta tú mismo en persona, es decir, no la puedes enviar con intermediarios. Sino que tú, como persona interesada de la renuncia, eres el encargado de por así decirlo “dar la cara”.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que, antes de entregar la carta debes revisar la política de la empresa y ver allí lo concerniente al tiempo necesario para notificar tu renuncia. Esto puede variar según el país y la empresa.

En cuanto a la entrega, lo más recomendable es solicitar una reunión con tu jefe o encargado, allí te puede sentar a hablar cordialmente con él, y puedes realizarle la entrega de la carta. En cuanto a los motivos de renuncia, esto lo puedes expresar tanto en la carta como personalmente.

Recuerda que es recomendable una salida de la empresa de forma amistosa, por lo que la reunión con tu jefe se debe dar cordialmente, sin discusiones ni nada por el estilo. Por otra parte, procura que tus declaraciones no contradigan lo dicho en la carta.

También es importante que muestres tu disposición para colaborar en pro de los intereses de la empresa. Como dijimos anteriormente, puedes ponerte a la orden para entrenar al sucesor de tu cargo, o durar unos días adicionales en el trabajo a fin de dejar todo en orden

Sé diplomático e intenta conservar una relación amistosa con tus superiores y excompañeros de trabajo, nunca sabes si posteriormente tendrás la necesidad de volver, por lo que es importante que dejes las puertas abiertas y para esto deberás salir de la empresa de forma diplomática.

Si es posible, despídete personalmente de quienes fueron tus allegados en el trabajo o si no, también lo puedes hacer por medio de una carta o correo electrónico. Recuerda, cero comentarios negativos sobre la empresa y sus empleados.

 ¿Es necesario hacer copias de la carta?

Lo más recomendable es que le saques tres copias a la carta de renuncia. Esto es para que le puedas entregar la original a tu superior y le hagas llegar la copia al departamento de recursos humanos. La otra copia la conservarás tú.

Por último, es importante mencionar que la carta debe contener el acuse de recibo, y de igual forma deberá quedar firmada por tu jefe o por el responsable de recursos humanos.