Protección de datos después de renunciar a un empleo


Protección de datos después de renunciar a un empleo

La protección de datos es un tema por demás controvertido que ha suscitado una multitud de debates de toda naturaleza referente a la manera en que la ley debe abordar y regir este asunto que a todos nos concierne.

Para asesorarse correctamente en este tema no hay nada mejor que acudir a un despacho de abogados o, a agencias especializadas en protección de datos, como es el caso de Jokkar.

No obstante, en esta ocasión te hablaremos a rasgos generales de lo que necesitas saber sobre la protección de datos después de renunciar a un trabajo.

Confusión legal

Lo primero que es importante destacar es la confusión legal que existe dentro del ámbito legal de la protección de datos, en el sentido de que cada tribunal expresa su propio parecer a la hora de interpretar la ley en el tratamiento de estos casos.

¿Qué es lo que se considera ilegal?

Es ilegal el uso de datos personales de trabajadores sin su consentimiento y después de la relación laboral. Bajo ningún concepto la empresa puede acceder al correo u otras cuentas de índole personal del trabajador.

¿La empresa puede tener acceso al correo de los empleados?

La mayoría de las quejas y denuncias sobre violaciones de la protección de datos, derivan del uso por parte de la empresa del correo electrónico de sus ex empleados, independientemente de que si estos fueron despedidos o hayan renunciado voluntariamente.

Pues bien, es importante que tengas claro que tu correo electrónico es un dato estrictamente de carácter personal, por lo que está regulado por la LOPD (Ley Orgánica de Protección de datos de Carácter Personal).

No obstante, es en este punto donde se han dictado sentencias contradictorias entre los diferentes tribunales.

Por ejemplo, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo llegó a establecer en el 2011 que el empresario puede acceder a la información de sus empleados sin su consentimiento. Por su parte, el Tribunal Constitucional, en la sentencia 170/2013, dictaminó que, bajo la prohibición del uso privado del correo electrónico, el secreto de las comunicaciones no se vería vulnerado si un supervisor entra en una cuenta de email.

Por otro lado, La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo amparó a un trabajador que denunció que la empresa había accedido a su correo sin su previo aviso.

Protección de datos de Exempleados

Protección de datos de trabajadores

Ahora bien, lo dicho anteriormente es lo concerniente a los empleados en activo, pero, ¿Qué tiene que ver eso con el caso de un ex empleado? Pues que la LOPD establece que los datos de ex trabajadores podrán conservarse durante el tiempo en que pueda exigirse por parte de la empresa algún tipo de responsabilidad u obligación jurídica en la ejecución de un contrato.

Pero, una vez cumplidas las obligaciones, los datos solo pueden conservarse en su previa disociación.

De esta forma, la normativa establece que cualquier tipo de información personal de los ex empleados debe eliminarse una vez deje de ser útil para la empresa.

La cancelación consiste en el bloqueo de los datos de forma tal que su único uso sea en lo relativo a los administradores, jueces y tribunales, en caso de que sea necesario acudir a uno de ellos.

Deja un comentario